Seguí las actualizaciones del blog:

Follow

Lifestyle

5 razones por las que la mujer moderna debe saber costura

5

La fémina de hace 50 años debía saber costura porque así lo dictaban las leyes culturales y la ideología de la mujer como ama de casa perfecta. Hoy, por suerte, las cosas han cambiado bastante y las nuevas generaciones tenemos la suerte de nacer cada vez con mas libertades y menos dictámenes sociales, a pesar de que todavía falte mucho en este camino de liberación y ruptura de estereotipos.

Pero no debemos dejar que la lucha contra el machismo nos haga ir en contra de todas esas actividades que se consideraban “de mujer”. Muchas de las actividades de esparcimiento que nuestras madres y abuelas aprendían, como saber costura, deben mantenerse vigentes pero cambiando la justificación de su existencia. A mi entender, la persona que hoy sabe sobre hilos, agujas y moldes tiene un arma importante que la diferencia de los demás.

saber-costura (3)

Tal vez, en mi caso, pedirle a mamá que me enseñe sobre moldería y costura surgió de manera natural por mi gusto por la moda, pero ahora, varios años después de haber comenzado en este camino tomando clases y aprendiendo nuevas cosas, me doy cuenta de que hay mucho más detrás de saber enhebrar una máquina de coser.

A continuación, mis 5 razones por las que vos, yo, todas y todos, deberíamos aprender a coser y no bloquear este conocimiento por considerarlo retrógrada:

1.

Saber coser te convierte
en un comprador inteligente

SABER COMO SE HACE PARA PODER VALORAR

Este es, para mi, el punto mas importante de todos. Aprender sobre corte y confección te lleva a desglosar cada prenda y conocer su estructura, sus reglas correctas y la complejidad de su producción. Saber el tiempo y dedicación que lleva la confección de una camisa, además del correcto lugar de sus pinsas, bolsillos y costuras, hace que la próxima vez que veas una prenda de esa misma tipología colgada en tu tienda favorita, la inspecciones de manera más minuciosa. Entrar a un local de primera marca y mirar la pésima confección de sus prendas, te replantea el valor a pagar por ella y eso, te da el poder de saber distinguir lo bueno de lo mediocre y las ofertas de los descartes de temporada.

2.

Saber coser te ahorra tiempo
y dinero

SOLUCIONES EN 5 MINUTOS O MENOS

¿A quién no se le rompió un cierre a último momento? Y tampoco falta el botón que se te desprende 5 minutos antes de salir de casa. Aprender a arreglar estos pequeños inconvenientes te ahorra el tiempo, dinero y esfuerzo de buscar un costurero que lo corrija por vos, además de poder solucionar el problema al instante en lugar de posponerlo para el próximo rato en que “te puedas hacer una escapada a llevar a arreglar lo que se descosió“.

saber-costura (2)

3.

Saber coser te da
satisfacciones

NADA MÁS LINDO QUE DARSE GUSTOS

Puedo asegurarles que no hay placer más lindo que vestir una prenda que confeccionaste a tu gusto y con tus propias manos. Coserte tu ropa te da la herramienta de no tener excusas de no encontrar que ponerte y evitar ese estado espantoso de querer encontrar una prenda determinada y no poder conseguirla en ningún lado. Además, la alegría tras responder “la hice yo” cuando alguien alaba tu prenda es instantánea y muy satisfactoria.

4.

Saber coser es terapéutico

ALEJARSE DE LOS ESTÍMULOS Y DISPERSAR LA MENTE

Estamos tan acostumbrados a rodearnos de pantallas, luces y aparatos electrónicos que olvidamos lo bien que le hace a la mente hacer las cosas a la antigua. Tomarse algunas horas para la costura te mantiene en un estado de tranquilidad que difícilmente encuentro en otras actividades. Solo sos vos, tus manos, tijeras, agujas, tela y tu mente. Nada más ni nada menos.

5.

Saber coser desarrolla tu
creatividad

RESOLVER UN PROBLEMA CON DETERMINADAS HERRAMIENTAS

Hay miles de manera de ejercitar la creatividad y una de ellas, es diseñar, cortar y armar tus propias prendas u otros objetos. Intentar llegar a un objetivo con determinadas herramientas hace que tu mente trabaje para encontrar la manera más precisa y eficiente de lograrlo y este proceso que se realiza durante la costura, es el mismo que puede resolver tantos otros dilemas.

saber-costura (1)

Relacionados

5 Comentarios

  • Sofi dice: 22 Junio, 2015 en 4:58 pm

    Hola Delfi! Interesante punto de vista. Coincido plenamente aunque tener un lugar de trabajo para una maquina y todo lo demás a veces resulta difícil. Yo de a poco y cada invierno me abro más a la idea de tejer, arte también dejado a las abuelas 🙂 Saludos.

    Responder
    • Delfi dice: 22 Junio, 2015 en 9:28 pm

      Es cierto, Sofi! Yo tengo una casera que fácilmente se acomoda sobre cualquier mesa, pero almacenarla más las herramientas de costura y telas, aseguro que ocupa mucho espacio. ¡Tejer debe ser aún más terapéutico todavía! Nunca pude agarrarle la mano, la verdad.
      Beso grande!

      Responder
  • Jesi dice: 22 Junio, 2015 en 9:29 pm

    Que buena nota! Soy diseñadora y enseño moldería y confección, y siempre hago hincapié con mis alumnas en que coser ya no es de “las abuelas”, sino una herramienta infinita. Que bueno que alguien lo haya puesto en palabras tan lindas y concretas!

    Responder
    • Delfi dice: 23 Junio, 2015 en 9:26 am

      ¡Muchas gracias, Jesi! Y si, coincido plenamente con vos y tu mensaje. Besos!

      Responder
  • Bella dice: 25 Junio, 2015 en 11:54 am

    Cada vez que alguien en mi entorno se compra una prenda sencilla a un precio descabellado les digo “PERO SI ES UN CACHO DE TELA CON DOS COSTURAS!!!!”. “vos porque sabes coser!”.
    Me encanto este post Delfi 😀

    Responder
  • Responder